Coronavirus. Un missatge d’esperança enmig de la pandèmia
22288
single,single-post,postid-22288,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.10,vc_responsive
 

NOVES RESTRICCIONS

08 Ene NOVES RESTRICCIONS

NOVES RESTRICCIONS Parroquia Sant Ignasi de Loiola

FE I CORONAVIRUS
Un missatge d’esperança enmig de la pandèmia

NOVES RESTRICCIONS
Noves restriccions, vella i bella esperança

A partir de demà, sant tornem-hi! Certament, les dades son preocupants. L’índex de transmissió ja està en l’1’4. Molt alt. A partir de demà i durant 10 dies hauran de tancar els grans centres comercials i totes les botigues no essencials. El confinament serà municipal. Tot sembla indicar que anem de dret al confinament total, com al Març. De fet, països com França, Alemanya, Gran Bretanya o Escòcia ja hi son en aquest estadi. Malgrat que la vacuna ja s’està donant, necessita un temps per fer efecte, per crear “immunitat de grup”. Ja es diu que abans d’un any no es notarà gaire… Estem arreglats!

Potser quan les coses ens toquen més de a prop, es quan nota més la gravetat de la situació. A nivell nostre, de parròquia, ens ha arribat que els salesians estan confinats. Tenen l’església tancada i no diuen cap missa ni fan cap activitat. Però el més greu ha estat la mort del Pare Víctor, afectat pel covit. Era el pastor de l’església evangèlica de Betlem, al carrer Nació, a prop de la Meridiana. Teníem molt bona relació amb ell. Era psicòleg. Treballava a la Fundació Vidal i Barraquer. Ara, justament, teníem previst de trobar-nos per preparar la pregària ecumènica que fem cada any, en motiu de la Setmana de Pregària per la Unitat dels Cristians. Era un bon amic. El trobarem a faltar.

Comencem un any 2021 difícil. Malgrat que sembla que ja tenim la solució en forma de vacuna –i en un temps rècord– haurem de passar per un calvari abans d’arribar-hi. Molta gent patirà per la salut, la situació econòmica i alguns ens deixaran. Malgrat tot seguim endavant.

“La Llum ha vingut enmig de la foscor i la foscor no ha pogut ofegar-la” escoltàvem diumenge passat en l’evangeli. Mantenim-nos en l’esperança. Sapiguem comunicar-la als qui ens envolten, sobretot als qui s’ho passen pitjor.

I, malgrat tot, nou any!

Xavier Moretó, rector.

1Comentari
  • Guillermo Lázaro Gay
    Publicat 12:28h, 13 enero Responder

    VACUNAS
    La calamidad nos asemeja a Europa. En todas partes cuecen habas, aunque parece que en unas más que en otras. Ahora que tenemos vacunas, no se pueden administrar: Por problemas logísticos que ahora se agravarán por las nevadas. Por motivos estructurales: No hay bastantes sanitarios Por problemas ideológicos: No se puede usar la red de sanidad privada porque eso no sería socialista. Por problemas gremiales: No la pueden administrar más que profesionales sanitarios. Por motivos de prestigio: No se puede usar la red sanitaria del ejército, ¡nosotros solos, podemos!. Y no se puede hacer nada de todo esto, eficientemente, por falta de organización: No ha habido tiempo, en diez meses, para prever que un día tendríamos vacunas y que habría que ponerlas… Una buena noticia: Parece que tendremos vacunas para todos. Dicen que hay países que no podrán comprarlas, aunque espero que, por interesada solidaridad, los países ricos los vacunarán. Lo releo, y no querría ser injusto. Debe haber problemas que ignoro, no puede ser que exista tanta gente tan inepta.

    PLEGARIA ECUMENICA
    Espero que, un día sea un hecho la unidad de los cristianos. Personalmente me duele, sobre todo, la separación de las iglesias resultantes del cisma de oriente, porque separó de la Iglesia romana, las iglesias más antiguas, que conservaban más vivas las tradiciones apostólicas y que tienen nuestros mismos sacramentos, aunque haya diferencias en temas doctrinales que los teólogos deberían conciliar. Por cierto, he releído la encíclica “Ut unum sint” que citaba el mossén en un escrito anterior, y se me hace difícil entender cómo avanzando todos separadamente hacia la verdad, podamos reunirnos sin reconocer la razón de unos o de otros. La idea, por otra parte, es seductora. En el caso, por ejemplo, del “filioque”, he encontrado casualmente, que Juan Pablo II el 7 de Noviembre de 1990, en una audiencia general, hizo un resumen histórico de la cuestión, y afirmó que ya no constituye un problema entre católicos y ortodoxos. Ver

    http://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1990/documents/hf_jp-ii_aud_19901107.html

    Creo, sin embargo, que los obstáculos para la unión, no son tanto dogmáticos, que también, sino los intereses, bien terrenales, creados en todas las partes, No debería suceder que, adorando al mismo Dios y confesando al mismo Jesús subsistan tantas iglesias distintas. Por otra parte, el primado del obispo de Roma, el papa, que parece el gran obstáculo, es la garantía de que no se reproduzca, en el catolicismo, la fragmentación que se manifiesta en las iglesias de la reforma. No me parece viable una Iglesia de obispos separados, o agrupados, que no reconozcan una efectiva dependencia, en lo doctrinal, al menos, de Roma.
    Roguemos, pues, para que el Espíritu Santo que les asiste, ilumine a los que trabajan en estos temas para que lleguen lo antes posible a un acuerdo, que pueda ser mostrado al mundo como ejemplo de entendimiento entre distintos.
    G.L.

Escriu el teu comentari